Larrea, Ortiz & Cía | Sociedad de Abogados

 

White Papers



¿Cómo recuperar el tiempo y dinero perdidos?

Si bien probablemente muchos no estemos totalmente felices y conformes con la forma como terminó este periodo de conflicto en nuestro país debido a lo que el Gobierno tuvo que ceder para conseguir la paz o sigamos pendientes que se sancione a los grupos de vándalos que aprovecharon una protesta para delinquir y causar caos o que insistamos en que se identifique los posibles intentos de desestabilización de ciertos círculos, es indudable que lo que sí deberíamos coincidir es que debemos de estar aliviados en que poco a poco podamos volver a la normalidad y retomar nuestras actividades productivas con tranquilidad.

Ahora, luego de estos casi doce días de conflicto, paralización, bloqueos, etc., ¿Cómo podemos conseguir recuperar el tiempo perdido? ¿Cómo pueden los empresarios en algo mitigar el tener que incurrir en los habituales gastos de este mes cuando no han tenido los ingresos normales para cubrirlos y peor, lograr una rentabilidad? En muchas industrias como también el sector comercial la dificultad para conseguir transporte, la inseguridad al circular, los bloqueos esporádicos provocaron que los trabajadores no puedan llegar a sus lugares de labores. En otros casos, estando los trabajadores ubicados en sus puestos, también interrumpieron las labores por los cierres repentinos de sus locales por posibles saqueos, o por falta de materia prima para continuar la producción, debido a falta de vías de acceso o inseguridad para la distribución.

Puedo suponer muchos otros motivos o circunstancias por las cuales las actividades productivas y laborales no se pudieron desarrollar normalmente pero lo que si será un hecho cierto es que igual todo empresario deberá sacar su chequera esta quincena o a fin de mes y cubrir los gastos fijos de nómina, servicios básicos, seguridad, etc., porque los colaboradores, proveedores, empresas prestadoras de servicios, no entenderán de paros, estados de excepción, toque de queda, bloqueos de vías, etc., como excusa.

Analizando el primero de los ejemplos que puse antes, cuando los colaboradores no llegaron a trabajar o estando presentes en el centro de labor, no pudieron desarrollar normalmente sus actividades y estuvieron parados, esas horas improductivas si pueden ser recuperadas. Es decir, no necesariamente serán horas perdidas sino que pueden ser laboradas en otro momento por cada uno de los colaboradores e imputando la paga ya percibida por la interrupción a ese tiempo adicional laborado de recuperación.

Esta posibilidad está prevista en la legislación laboral desde hace mucho tiempo en el artículo sesenta del Código del Trabajo y se puede aplicar a los casos antes mencionados. Me refiero a la recuperación de horas de trabajo. El elemento principal para aplicar esta figura es la existencia de causas “accidentales e imprevistas, fuerza mayor u otro motivo ajeno a la voluntad de empleadores y trabajadores” que produzca la interrupción del trabajo. Otro elemento necesario para quien pretenda recuperar las horas es que se abone la remuneración a los colaboradores normalmente pese a la interrupción.

Los hechos recientemente sucedidos en nuestro país se encuadran perfectamente en los señalados en la el Código del Trabajo por lo que estaríamos en la posibilidad, siempre que se reúnan los requisitos que he mencionado y mencionaré más adelante, de recuperar las horas de trabajo perdidas.

Otro requisito para poder recuperar horas es no haber mantenido en el centro de trabajo a los colaboradores durante la interrupción. Es preciso que se pueda justificar que provocados los eventos o imposibilidad de laborar, los trabajadores no asistieron o fueron libres de desplazarse a sus hogares. El último requisito para poder recuperar horas es solicitar la autorización al Inspector del Trabajo al que se le presentará una petición expresando los antecedentes, detallando la fecha y número de horas de interrupción del trabajo, las causas de ésta, las remuneraciones que se reconoció pese a la interrupción, a qué trabajadores se aplicaría la recuperación y las modificaciones que se pretendería hacer a los horarios de labor para lograr la recuperación de horas. Esto, porque la disposición legal señala que se recupera aumentando hasta tres horas las jornadas de trabajo subsiguientes, sin estar obligado a reconocer el pago del recargo. Este aumento de horas durará hasta que se equipare lo cancelado por la interrupción a lo que cabría cancelar por este sobretiempo autorizado.

Autorizada la recuperación por parte de la autoridad del trabajo es obligatoria para los trabajadores, teniendo estos sólo la opción de no someterse a la recuperación devolviendo la remuneración cancelada por esas horas en que el trabajo estuvo interrumpido.

Si bien existen muchos otros gastos y perjuicios adicionales que pueden tener los negocios e industrias por estos lamentables acontecimientos, si al menos podemos recuperar ese tiempo cancelado sin haberse laborado estoy seguro será un gran alivio para todo empresario y empleador local.

Ab. Hugo Larrea Argudo
Abogado especialista en temas laborales

 

Movilidad y Desconcentración Municipal en Guayaquil

Read more...
 

Santa Inquisición Municipal

Read more...
 

Espacios públicos de Guayaquil

Read more...
 

Senplades, el derecho a la ciudad y las plusvalías

Read more...
 

Recuperación del Estero Salado y del Río Guayas

Read more...
 

Examen Complexivo CTR

Read more...
 

Ley de Ordenamiento Territorial

Read more...
 

Análisis de Ley Orgánica de Ordenamiento

Read more...
 

Polémica por busto a León Febres Cordero

Read more...
 

Municipalities, Education, and Centralism

Read more...